InicioAlumnado

Alumnado

Misa en memoria de la ex-alumna Mª Dolores del Cerro

Misa funeral por el fallecimiento de la ex alumna Mª Dolores del Cerro en la Parroquia de la Inmaculada el próximo domingo, 6 de marzo a las 19:30 .

 

El Boletín del centro

Les presentamos el primer número del Boletín Informativo del I.E.S. Al-Baytar.  Con este nuevo medio de comunicación pretendemos hacer visibles las distintas actividades que el centro realiza, al margen de las estrictamente académicas.  Es nuestro deseo también dar voz al alumnado para que expresen sus opiniones y ellos mismos informen sobre asuntos que sean de su interés relacionados con el centro. 
Esperamos que les guste.

periodico

 

Trabajos por el día de la mujer

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, los alumnos y alumnas de 3º C han realizado trabajos murales sobre mujeres pioneras en la lucha por la igualdad.

Los trabajos han tratado sobre mujeres tan dispares en sus carreras e intereses como Mary Wollstonecraft o Margaret Thatcher. La exposición incluye una maqueta con reproducciones de servicios públicos en los que se han integrado las mujeres.

8 marzo 2015

Una selección de estos trabajos han estado expuestos en el recibidor del instituto.

 

Día de la mujer trabajadora 2015

8 de marzo, día internacional de la mujer

Con motivo del 8 de marzo, día que conmemora la lucha por la igualdad de las mujeres, inauguramos en la página web del instituto Al-Baytar la sección mensual “Mujeres a las que admiro”.

MUJERES A LAS QUE ADMIRO….PATRICIA HIGHSMITH

Patricia

Patricia Highsmith es una escritora de misterio. Debería decir “era”, porque murió a mediados de los noventa. Cuando era una jovencita recién salida de la universidad, se le ocurrió la siguiente historia: qué pasaría si dos desconocidos decidiesen hacerse un favor recíproco… El favor consistiría en eliminar a la persona que les molestaba en su vida; la mujer en el caso de uno, el padre en el caso del otro… Como ninguno se conoce, fuera de ese leve contacto al azar, podrían asesinar impunemente, ya que carecerían de móvil.

Tras la publicación de la novela, apenas diez días más tarde, un director de cine se puso en contacto con ella para llevarla a la gran pantalla. El director era Alfred Hitchcock, y la película resultante el éxito de los años 50 Extraños en un tren.

Highsmith nunca dejaría de escribir a partir de entonces. Cuentos, novelas, algún ensayo. Nos dejó al irritante personaje de Tom Ripley, que se nos presentó en respuesta a un enigma planteado en el título: “¿cuál es el talento del señor Ripley?”. A medida que avanzábamos en la novela El talento de Mr. Ripley, escrita en el estilo seco característico de Highsmith (digna heredera de Raymond Chandler, sin duda), se iban presentando las dotes de este simpático muchacho americano: fingir, suplantar, defraudar, falsificar… Ripley miente con desparpajo, con temeridad, nos deja alucinados y deseando, por un lado, que le den su merecido, pero por otro, que esta vez escape… Y Ripley escapa, libro tras libro, manteniendo siempre esa fría amoralidad que lo caracteriza.

Por otro lado, algunos de los cuentos de Highsmith son singulares, como La tortuga de agua, o Crímenes bestiales, donde los animales son asesinos implacables. Recuerdo especialmente un cuento que retrata a dos palomas de Trafalgar Square aburridas la una de la otra, malvadas a su manera estúpida y engreída, que parecen retratar a ciertos matrimonios de edad (Dos palomas muy desagradables). Y aquél otro, en el que un hombre se dedica a criar caracoles sin contar con la terca voluntad de proliferación de la especie (El observador de caracoles).

Por cierto que Patricia Highsmith amaba a los caracoles y a los gatos. En un momento dado, se juró no volver a compartir su vida con ningún otro ser humano, y aunque no lo cumplió del todo, se hizo acompañar de cientos de caracoles, a los que abandonó el jardín, y algún gato cuya muerte le afectó enormemente.

La colección de relatos Pequeños cuentos misóginos le valió a su autora, durante años, precisamente la acusación de misoginia. Porque aquellos cuentos estaban protagonizados por mujeres malvadas, mujeres retorcidas o tan estúpidas que podían causar desgracias a todos los que les rodeaban. Con su ingenio cruel, Highsmith concibe un ama de casa dispuesta a asesinar a su marido a base de agasajarlo con pesados platos de tocino, bacon y huevos. O una prometedora beldad de quince años, muerta de satisfacción ante el espejo al descubrir que su más directa rival se ha destrozado la cara en un accidente de tráfico…

En su momento, estuvo algo mal visto que Highsmith, que era mujer, escribiera estas cosas sobre las mujeres. Se dijo que sus cuentos mostraban su odio a su propio género, creando estos personajes femeninos tan malvados. No estaba bien ahondar en ciertos rancios tópicos sobre la naturaleza femenina… Era mejor, quizá, mostrar cuán buenas y abnegadas somos, como si eso no fuera un tópico tan rancio como el anterior…

Si hay algo que tiene un escritor es libertad. Acusar a Highsmith de misoginia por escribir un libro de crímenes cometidos por mujeres es como acusarla de asesina por inventar asesinatos. La mirada de Highsmith era muy sombría, estaba anclada en una especie de observación fatalista del mal cotidiano… del que no se salvaba nadie, ni las mujeres.

So pretexto de la corrección política, Highsmith fue víctima de un retorcido estereotipo de género. A nadie se le ocurriría formular una acusación semejante contra un escritor varón que imaginase crímenes ejecutados por hombres.



Elisabet Martín Gordillo

(¿Y tú, a quién admiras? ¿Quieres contribuir a esta sección?)

Agenda de trabajo

agenda

Atención a padres

entrevista con padres

Catálogo Biblioteca

Consulta el catálogo de libros de la Biblioteca del centro

Biblioweb

Guía Joven Benalmádena

 

Enlace a la guía Joven

guia joven

Joomla template by Joomlashine.com